En recuerdo de Paco

Un día aciago de Marzo, de cuyo año no quiero acordarme, pero desde el cual han transcurrido muchas lunas llenas, abandonó este mundo Francisco Caldú Sancho, más conocido por Paco. Nos dejó a sus 39 años, rebosante de vida y esperanza, felizmente casado y con dos preciosas hijas pequeñas, en un lamentable accidente de tractor que solo usaba algún fin de semana. Quedamos hundidos todos los que lo quisimos: su familia y sus innumerables amigos, además de muchos alumnos o ex-alumnos a los que contagió su deseo por saber. Su funeral, oficiado en Valdeltormo (La Vall), su pueblo y el mío, fue el más concurrido que se recuerda. Además de ser una excelente persona y de incluirme entre sus numerosos amigos , era un hombre culto, cuya curiosidad por saber más y más era admirable. Sigue leyendo

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0