Los tambores volvieron a sonar en la Semana Santa valleja

La Semana Santa valleja tiene un color especial. Desde hace diez años un grupo de vecinos formaran la Agrupación del Tambor y Bombo. Desde 2009, un grupo de casi cuarenta personas acompañan a las dos procesiones y Rompen la Hora la noche del Jueves Santo.

Abuelos, padres y nietos

En algunas familias participan niños, padres y abuelos, como en la de Fernando Timoneda. En su caso, junto a él participa su hijo Daniel, su mujer Vanesa y su hija Lara; los cuatro tocan el tambor, aunque Daniel también toca la trompeta en la procesión del Viernes Santo.

Sigue leyendo

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0